Viajes baratos a Polonia

Encuentra las mejores ofertas de viajes a Polonia

Un viaje a Polonia puede convertirse en una oportunidad para ir a la costa del Mar Báltico, para perderse entre sus montañas o para descubrir la historia de sus ciudades. Viajar a este país del centro de Europa. ¿Quieres descubrir este país de contrastes? En Caza Viajes tenemos los mejores precios y consejos para que disfrutes y ahorres en tu viaje a Polonia.


Cómo ir a Polonia Cuándo ir a Polonia Qué ver en Polonia Comida Información importante

¿Cómo llegar a Polonia?

Volver arriba

La forma más rápida y cómoda de llegar a Polonia es con un vuelo. El país tiene seis aeropuertos a los que se puede llegar desde España. Si queremos volar al norte del país podemos buscar un trayecto hasta Gdansk; los aeropuertos de Poznan, Varsovia y Wroclaw están en el centro del país y al sur, podemos volar de forma directa a Katowice y Cracovia.

Depende del aeropuerto de salida y de destino, el viaje puede durar entre dos horas y media y cinco horas y media, si salimos desde las Islas Canarias. La ventaja en los vuelos a Polonia es que entre las aerolíneas que viajan a Polonia hay compañías de bajo coste como Ryanair, Vueling o Wizz Air, por lo que es posible encontrar viajes baratos a Polonia.

¿Cuándo ir a Polonia?

Volver arriba

Polonia es un país que ofrece a los turistas encantos en las diferentes estaciones del año. En primavera y en otoño las montañas y zonas arboladas cambian de color para deleitar a los amantes de la naturaleza. En invierno, las ciudades se llenan de mercados navideños, de luces, de puestos de comida y de bebidas calientes. En verano, las temperaturas ayudan a que polacos y turistas inunden las terrazas y parques del país. Además de las temperaturas, en Polonia influye mucho la localización de la ciudad a la que se viaje.

  • En el norte de Polonia las temperaturas son suaves gracias a la influencia del Mar Báltico. Aunque las temperaturas descienden en invierno y son más frías según nos acercamos a la frontera con Bielorrusia y Ucrania. Es aquí donde se encuentra la ciudad de Gdansk.
  • En el sur de Polonia el clima es continental, con calor en verano y las temperaturas pueden oscilar entre los 18º y los 30º. Aquí se encuentran las ciudades más cálidas de Polonia, Cracovia y Tarnów. Los inviernos en esta zona son fríos, las temperaturas pueden bajar por debajo de los 0º y, es frecuente la nieve.
  • La zona del**este de Polonia**es una de las más frías del país a lo largo del año debido a su proximidad con Rusia. El frío se acentúa aún más en el noreste de Polonia, donde en el invierno las temperaturas pueden mantenerse bajo cero todo el día.
  • En el oeste de Polonia las temperaturas son más cálidas, aunque los inviernos más fríos las temperaturas pueden llegar a caer hasta los -10º. En julio y agosto, los meses más cálidos, se pueden llegar a temperaturas cercanas a los 30º.

¿Qué ver en Polonia?

Volver arriba

Polonia está llena de ciudades y pueblos con encanto. Pero cuando organizamos un viaje a Polonia, los principales destinos suelen ser las ciudades.

  • Varsovia. Es la capital de la República de Polonia y, junto a Cracovia, es uno de los destinos más visitados del país. Gran parte de la ciudad fue reconstruida tras la Segunda Guerra Mundial. En el centro de la ciudad se pueden visitar monumentos como el Castillo Real de Varsovia, situado en la Plaza del Castillo, coronada por la Columna de Segismundo. Polonia es un país católico, por lo que también encontraremos iglesias como la de St. Anne’s Church y la Catedral de San Juan, reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
  • Cracovia es otra de las ciudades más grandes e importantes del país y el destino de muchos turistas que buscan un viaje barato a Polonia. El centro de esta ciudad también fue declarado Patrimonio de la Humanidad y es considerada popularmente como una de las ciudades más bonitas del mundo. Una visita a Cracovia incluye las visitas a los barrios Stare Miasto y Kazimierz, que conforman el centro histórico de la ciudad. Entre los lugares que suponen una visita obligada encontramos el Castillo y la Catedral de Wawel, la Plaza del Mercado y la Lonja de los Paños, así como la Basílica de Santa María, cuyo colorido interior es simplemente impresionante. Si tienes más días, puedes visitar las minas de sal de Wielliczka, una explicación activa y uno de los lugares más visitados de Polonia.
  • Poznan es una pequeña ciudad situada al oeste del país, en las orillas del río Varta. La comunidad universitaria ha sido históricamente tan importante para esta ciudad que cerca del Castillo Imperial hay una estatua que conmemora la ayuda de los estudiantes en la construcción de la máquina “Enigma”, que ayudó utilizada para cifrar y descifrar mensajes en la Segunda Guerra Mundial. ¿Qué ver en Poznan? La plaza Mayor y el Ayuntamiento, en el centro de la ciudad, la Catedral y Basílica de San Pedro y San Pablo y los pequeños parques a lo largo de la ciudad.
  • Wroclaw es una ciudad que se encuentra dividida por el río Oder. En la zona céntrica y en el margen izquierdo del río está Ostrów Tumski, la parte más antigua de la ciudad, donde encontramos la Catedral de Wroclaw. Para acceder a esta zona, es necesario atravesar una serie de islas en las que los universitarios se reúnen los fines de semana. ¿Qué ver en Wroclaw? El Ayuntamiento de Breslavia, la Plaza Mayor y la antigua calle de los carniceros Stare Jatki. Y mientras paseas por la ciudad, ¡descubre los enanos de bronce!
  • Katowice Es una ciudad situada en el sur del país, en la región conocida como Alta Silesia. Katowice destaca por sus parques, museos y vida nocturna, aunque es una ciudad con mucha industria. Entre los monumentos que merece la pena visitar están la Catedral de Cristo Rey y el Monumento a los Insurgentes de Silesia, situado dentro del parque Powstancow Slaskich.
  • Gdansk una de las ciudades que se sitúan más al norte del país, localizada en la costa del mar Báltico. La ciudad tiene una pequeña península que servía de defensa militar llamada Westerplatte. Fue en este lugar donde se instaló la resistencia polaca durante la Segunda Guerra Mundial. El centro de la ciudad quedó muy devastado tras la guerra, por lo que tuvo que ser reconstruido prácticamente en su totalidad. El principal punto de encuentro de la ciudad es el la zona del Mercado Largo donde hay puestos de comida, de ámbar, monumentos…

¿Qué comer en Polonia?

Volver arriba

El igual que ocurre en muchos países del este de Europa, la gastronomía polaca tradicional desapareció casi por completo tras la Segunda Guerra Mundial. Los platos actuales son una mezcla de la influencia de varios países como Armenia, Hungría, Turquía y Francia. Entre las comidas más típicas encontramos

  • Los pierogi una mezcla entre empanadillas y pasta rellena. La peculiaridad de este plato es que se sirve cocido o a la plancha. El relleno puede ser de lo más variado, desde quesos, verduras y setas hasta chocolate o vainilla.
  • Zupa. Como en todos los países con clima frío, la variedad de sopas en este país es enorme. Entre las más conocidas están la Barszcz Czerwony o sopa de remolacha, normalmente servida como entrante, la sopa de tomate y la de champiñones. Otra sopa tradicional, sobre todo en invierno y Semana Santa es el Żurek, hecha con harina, patatas, salchichas y huevo y servida en el interior de un pan redondo.
  • Bigos. Es uno de los platos más elaborados de la comida polaca. Se come en todo el país y está hecho de col, ciruelas, setas y carnes guisadas a fuego lento con un conjunto de especias que hacen este plato dulce, amargo, salado y picante.
  • El kotlet schabowy es un filete de cerdo empanado al que normalmente se le añade queso encima y puede tener o no hueso.
  • Kielbasa. Son salchichas que pueden ser de ternera, cerdo o pavo y se compran secas o frescas. Se pueden comer como plato principal o como parte de un plato más elaborado como el Żurek o los Bigos.
  • La reina de la comida callejera en Polonia se llama Zapiekanka. Consiste en media barra de pan, normalmente servida entera o en mitades, con una base de champiñones y kétchup a la que le puedes añadir tantos ingredientes encima como quieras. Es especialmente popular en el barrio de Kazimierz de Cracovia, aunque se puede encontrar en muchos más. ¡Es lo que los polacos suelen comer antes de irse a casa tras una noche de fiesta!

¿Qué más debo saber sobre Polonia?

Volver arriba

Polonia forma parte de la Unión Europea, por lo que para acceder al país no es necesario el pasaporte. Sin embargo, al no pertenecer a la Comunidad Económica Europea no utilizan el Euro como moneda sino el Złoty(PLN).

  • 1 € equivale aproximadamente a 4,19 PLN

El idioma oficial de Polonia es el polaco, una lengua eslava que comparte parte de las letras con el castellano. Sin embargo, gran parte de la población, especialmente los jóvenes, hablan también en inglés.