Viajes baratos a Múnich

Descubre qué ver en Múnich y los secretos que esconde la capital de Baviera.

¿Quieres disfrutar del turismo gastronómico en una ciudad tranquila? Viaja a Múnich y disfruta del codillo asado, de las salchichas y de la ensalada de patata mientras visitas la ciudad. ¿Te gusta el plan? Nuestro equipo de Caza Viajes te ofrece las mejores ofertas para viajar a Múnich.


Llegar a Múnich Cuándo ir a Múnich Qué ver en Múnich Moverse por Múnich

Munich es una de esas ciudades que ofrecen una gran variedad de actividades. Múnich puede ser tanto una parada en un viaje a Alemania como un destino en sí mismo. El mayor número de turistas llegan a esta ciudad durante la celebración Oktoberfest, en septiembre, pero la capital de Bavaria ofrece planes para los viajeros que quieren disfrutar de la gastronomía, de la naturaleza o de la tranquilidad.

¿Cómo llegar a Múnich?

Volver arriba

La forma más fácil y rápida de llegar a la capital bávara es en avión. Hay vuelos directos a Múnich desde muchos puntos de la península como Madrid, Barcelona, la Comunidad Valenciana, el País Vasco, Galicia, Andalucía y desde los archipiélagos balear y canario.

  • Vuelos directos y diarios. Varios aeropuertos del país tienen conexiones diarias con esta ciudad alemana. En el caso de los vuelos Madrid Munich, los vuelos Barcelona Múnich y los vuelos Bilbao Múnich. Los aeropuertos de estas ciudades, no solo ofrecen trayectos diarios, también cuentan con diferentes horarios a lo largo del día para realizar el viaje. Desde Valencia y Málaga también se puede volar directamente a Múnich. Los vuelos están gestionados por compañías como Lufthansa, Iberia, Vueling, Norwegian y Air Europa.
  • Vuelos directos no diarios. Hay otros aeropuertos más pequeños dentro de la península que ofrecen vuelos directos a Múnich, aunque no de forma diaria. Es el caso de los vuelos que conectan la capital bávara con Sevilla, Alicante, Almería o Jerez de la Frontera.
  • Vuelos desde las Islas Canarias. Es posible volar de forma directa a Múnich desde los aeropuertos de Las Palmas, Fuerteventura, Tenerife y Lanzarote. No hay conexiones diarias en estas ciudades, pero la frecuencia de vuelos es de cinco o seis a la semana. El viaje desde las Islas Canarias hasta Múnich tiene una duración de entre cuatro o cinco horas, y son gestionados por compañías aéreas como Lufthansa, Eurowings, Condor o TUI fly.
  • Vuelos desde las Islas Baleares. Los aeropuertos de Ibiza y Menorca ofrecen conexiones periódicas con Múnich. Pero la única ciudad desde donde parten diariamente vuelos con destino a esta ciudad alemana es Palma de Mallorca. Desde las islas Baleares el vuelo a Múnich dura cuatro horas y media aproximadamente.

En el aeropuerto. Una vez llegamos al aeropuerto de Múnich, podremos disfrutar de una de las mayores tradiciones de esta ciudad, un Biergarten. Entre las terminales 1 y 2 hay una enorme terraza donde se puede beber y comer. Pero si queremos llegar rápido a la ciudad, se puede llegar en unos 40 minutos al centro de la ciudad con ayuda de las líneas S8 o S1 del S-Bahn, el Autobús Express the Lufthansa o en taxi.

¿Cuándo visitar Múnich?

Volver arriba

Las temperaturas en Múnich pueden llegar a ser muy frías en invierno, con días en los que no se superan los -5 grados. Es habitual que nieve dentro de la ciudad, aunque no afecta a circulación de los coches o de los peatones. ¡Incluso es posible ver a algún valiente andando entre la nieve con la bici! El cambio del invierno a la primavera no es inmediato. Los últimos días de marzo son fríos y húmedos en esta ciudad y las nieves pueden alargarse hasta abril. Poco a poco los días se van haciendo más largos y empieza a verse ambiente en las terrazas, parques y los biergarten.

El verano es suave, con temperaturas que rondan los 24 grados y con un menor número de precipitaciones. Es habitual en esta época encontrar a gente comiendo en alguno de los jardines de la ciudad o tomando el sol. Durante los fines de semana son muchos alemanes y turistas los que se acercan a los lagos cercanos para disfrutar de un baño. Y por último, el otoño es la estación en la que llegan más turistas gracias al Oktoberfest de Múnich. Las temperaturas durante el mes de septiembre siguen siendo buenas, aunque los días se van volviendo más y más fríos según avanzan los meses.

¿Qué ver en Múnich?

Volver arriba

Múnich es una ciudad que se puede ver en pocos días, sobre todo si nos centramos en la zona centro. Sin embargo, hay dos lugares que merece la pena visitar aunque se encuentren un poco alejados, Olympiapark y Nymphenburg.

Centro de la ciudad. Se puede iniciar la ruta en las paradas de Karlsplatz, Odeonsplatz o Marienplatz. Las calles principales del centro de Múnich son peatonales, por lo que se puede pasear cómodamente por el centro. Entre los monumentos en los que merece la pena entrar está la Iglesia de San Miguel, conocida como St. Michael Kirche; la Catedral de Múnich o Frauenkirche, popular por se el edificio de dos torres que se ve desde muchos puntos de la ciudad y, por último, el nuevo Ayuntamiento situado en la plaza de Marienplatz.

El mercado de Viktualienmarkt tiene puestos de comida y de bebida, además de un biergarten donde se puede comer y beber una cerveza o un refresco tranquilamente. Cerca del centro también encontramos la cervecería Hofbräuhaus, conocida por ser una de las cervecerías más antiguas de Múnich y donde Hitler comenzó a hacer sus discursos. Antes de salir de la zona centro, podemos pasar por las antiguas puertas de acceso a la ciudad Sendlinger Tor e , esta última situada muy cerca de las orillas del río Isar. Y, por último, en la zona norte del centro, se puede encontrar la Residenz, Odeonsplatz**y la Ópera de Múnich**, del siglo XIX.

Englischer Garten. Es el parque urbano más grande del mundo, va desde el centro de la ciudad hasta el aeropuerto. A parte de dar un paseo por este parque, te recomendamos visitar el famoso Biergarten en la Chinesischer Turm donde puedes encontrar ambiente y Eisbachwelle, una ola en el río que los surferos más experimentados surfean todos los días del año. Durante el verano, es común encontrarse a gente comiendo en el parque o practicando algún deporte. ¿Sabías que en Englischer Garten está permitido el nudismo? ¡No te asustes si en los días calurosos encuentras a gente desnuda tomando el sol!

Olympiapark. Fue es escenario de las olimpiadas de 1972 y actualmente se ha convertido en un recinto donde se realizan actividades deportivas, mercadillos y conciertos. La montaña más alta en Múnich está situada en este parque y ofrece vistas panorámicas de la ciudad. Las colinas de este parque no son naturales, son los restos y escombros que quedaron de la ciudad tras la Segunda Guerra Mundial.

Palacio de Nymphenburg. A este palacio se puede acceder fácilmente en transporte público desde cualquier punto de la ciudad. El Schloss Nymphenburg fue la antigua residencia de los reyes de Baviera. A parte del interior del edificio, se puede pasear por lo jardines del palacio, de 800.000 metros cuadrados.

Fuera de Múnich. Esta ciudad Alemana está situada en un punto privilegiado del continente. A menos de dos horas al sur está Suiza y los alpes; al este, la Selva Negra; al oeste Austria, y al norte, otras ciudades como Nuremberg o Berlín. Si tienes más de un fin de semana para visitar Múnich, puedes aprovechar para visitar alguna de estas zonas. En transporte público desde la estación central se puede llegar a Neuschwanstein o Castillo del Rey Loco, popular por inspirar el castillo que aparece al principio de las películas de Disney. En invierno, a menos de dos horas de Múnich hay decenas de estaciones de esquí para los amantes de este deporte. En verano, los muniqueses y turistas se desplazan a los lagos cercanos para disfrutar de las buenas temperaturas y de un refrescante baño.

¿Cómo moverse por Múnich?

Volver arriba

Aunque Múnich no es una ciudad grande tiene tranvía, autobuses, metros y cercanías que conectan todas las zonas de la ciudad. Estos medios de transporte son muy útiles durante el invierno, pero cuando mejoran las temperaturas, las calles se llenan de bicicletas y de gente paseando.

Pasear por Múnich. Para conocer bien una ciudad es necesario patear. Andar y perderse por Múnich es la mejor opción para encontrar sitios interesantes, restaurantes curiosos, biergarten o alguno de los parques distribuidos por la ciudad. La zona centro es pequeña y no se tarda más de una hora en recorrerlo detenidamente.

Múnich en bicicleta. Con la bicicleta podremos recorrer la ciudad deteniéndose en cualquier punto que nos resulte interesante. La ciudad está muy bien preparada para ir en bici, hay carril bici en casi todas las calles y los coches respetan a los ciclistas cuando tienen que circular por la carretera. Además, hay una gran cantidad aparcamientos de bicicletas tanto en el centro como en la periferia de la ciudad. En un viaje a Múnich con niños esta puede ser la opción más divertida.

Múnich en transporte público. El sistema de transporte público en Múnich es puntual y fiable. La ciudad tiene varias líneas de autobús (Bus), de metro (U-Bahn), de cercanías (S-Bahn) y de tranvía (Tram). El metro cierra por las noches, pero el S-Bahn, algunas líneas de tranvía y de autobuses siguen funcionando. Un billete sencillo del transporte público tiene un precio de 2,90 euros en la zona centro de Múnich.

  • Airport-City Day Ticket. Es un billete que sirve para volver del aeropuerto y coger todos los transportes que necesitemos durante el resto del día. Tiene un precio de 13 euros, mientras que el billete solo de ida desde el aeropuerto hasta el centro cuesta 11,60 euros. Si vamos a coger algún transporte después de nuestra llegada, compensa comprar el ticket de día del aeropuerto. Este billete para grupos tiene un precio de 24,30 euros.
  • Si viajas solo tienes varias opciones para moverte por la ciudad. La primera es coger billetes sencillos para desplazarnos, con un precio de 2,90 euros cada uno. Otra opción es utilizar los Billetes de Día (6,70 euros) o el Billete de Tres Días (16,70 euros). O utilizar la tira de 10 viajes.
  • Si viajas en grupo, aunque estés en pareja, compensará utilizar los billetes grupales. En este caso, los Billetes de Día para Grupos, cuestan 12,80 euros y sirven para grupos de entre dos y cinco personas. También podemos usar el Billete de Tres Días para Grupos con un precio de 29,60 euros.
  • Tiras de 10 viajes. Sirven para coger cualquier tipo de transporte público de Múnich. El número de casillas que debemos marcar depende del destino final. Para trayectos cortos, dos paradas de metro y cercanías, cuatro en tranvía y autobús, es necesario sellar solo un viaje. Para trayectos más largos es necesario validar al menos dos casillas. El coste de estas tiras es de 14 euros.
  • Billetes semanales. Este billete te permite coger todos los tranvías, autobuses, metros y cercanías que necesites en la zona correspondiente. Tiene un precio de 15,40 euros para los dos primeros anillos.