Con el fin de mejorar tu experiencia en nuestra página, utilizamos cookies. Haz clic aquí para consultar nuestras políticas de confidencialidad

Viajes baratos a Ámsterdam

La capital holandesa te espera a precios low cost. Sigue nuestros consejos para tener un viaje barato a Ámsterdam.

¡Descubre la ciudad mágica! Canales, parques, terrazas y museos. Caza Viajes te ofrece viajes baratos a Ámsterdam para que disfrutes al máximo. Consulta las aerolíneas, cómo llegar al centro, dónde dormir, qué hacer con niños y mucho más. ¿Te animas a visitar la ciudad de los tulipanes?


¿Cuándo viajar a Ámsterdam?

¿Desde dónde volar? Vuelo más hotel Traslados desde el aeropuerto Tipo de alojamiento Con niños Qué ver

Viajar a Ámsterdam lo puedes hacer cualquier día del año. En Ámsterdam hay turismo los 365 días. Siempre está muy concurrida y llena de actividades. Así que, por eso, no debes preocuparte. Eso sí, las temperaturas y el clima son un aspecto a tener muy en cuenta. Los holandeses siempre hablan del tiempo. Todos los planes se hacen en función del tiempo. Por tanto, elige bien la época del año, pues la diferencia puede ser de estar a cero grados con frío polar a estar en una terraza a 15 grados y con rayos de sol.

Por tanto, para que no pases unas vacaciones heladas y bajo la lluvia, recomendamos ir, sobre todo, en primavera. Es la mejor época sin lugar a dudas, incluso mejor que los meses de verano. Desde abril ya puedes viajar a Ámsterdam con menos riesgo de lluvias. Además, es el mes que empiezan a salir los tulipanes y cuando se celebra la famoso Día del Rey. Toda la ciudad vestida de color naranja, conciertos en la calle, fiestas en barcos y está permitido beber en la calle sin ningún problema. El mes que verdaderamente no recomendamos ir es enero. Es el más frío. A veces los canales se congelan y vas a pasar bastante frío por las calles. Verano y otoño, por supuesto, siguen siendo buenos meses para ir, aunque julio y agosto no es sinónimo de solazo y 25 grados, ni mucho menos. Hay semanas buenas, pero también semanas grises.

Vuelos directos a Amsterdam

Volver arriba

Vamos a empezar a planear tu viaje a Ámsterdam desde el inicio. Lo primero será encontrar ofertas de vuelos a Ámsterdam. Existen numerosas compañías que ofrecen vuelos directos desde múltiples aeropuertos españoles:

  • Vuelos desde Madrid: Si viajas de Madrid a Amsterdam, tus opciones de vuelo directo a la capital holandesa son varias: KLM, Iberia, Iberia Express o Air Europa. La duración del trayecto suele ser de 2h y 25 minutos. Una curiosidad: si optas por volar con KLM, la compañía holandesa, siempre da comida (paninis, pasta o sandwiches) bebida y un dulce de forma gratuita.
  • Vuelos desde Barcelona: Muchísimas opciones para llegar a Ámsterdam. Puedes coger KLM, su filial Transavia, Iberia o Vueling. Los precios casi siempre son más baratos que desde Madrid. Vueling y Transavia son las compañías que casi siempre ofrecen las mejores ofertas. El trayecto son unas 2 horas.
  • Vuelos desde Bilbao: Para vuelos a Ámsterdam desde Bilbao tu opción de llegar de manera directa sin escalas es KLM. La duración es de 2 horas.
  • Vuelos desde Sevilla: Para aquellas personas que necesiten un vuelo a Ámsterdam desde Sevilla, tu única opción de conseguirlo de forma directa es con Transavia, compañía holandesa y filial de KLM.
  • Vuelos desde Málaga: Para vuelos a Ámsterdam desde Málaga las opciones son mucho mayores. Puedes tomar hasta cinco compañías diferentes para llegar a la capital holandesa de forma directa. Éstas son: Ryanair, easyJet, Vueling, Iberia y Transavia. La duración son unas 3 horas.
  • Vuelos desde Valencia: Si estás buscando vuelos a Ámsterdam desde Valencia, las dos compañías aéreas que operan de forma directa son KLM y Transavia. En poco más de 2 horas y 30 minutos llegas a Ámsterdam.
  • Vuelos desde Alicante: Los vuelos desde Alicante a Ámsterdam están operados por hasta cuatro aerolíneas que lo realizan sin escalas. Transavia, Vueling, KLM e Iberia son tus opciones para volar de forma directa desde Alicante.

Viajes a Ámsterdam con vuelo más hotel

Volver arriba

El alojamiento en Ámsterdam no es algo precisamente fácil. Es una ciudad pequeña y millones de personas la visitan cada año. Muchísima demanda y precios nada baratos es lo que te vas a encontrar. Pero Caza Viajes te ayuda para que tu viaje a Ámsterdam sea accesible para todos los bolsillos.

Una opción que te puede resultar interesante son los viajes a Ámsterdam con vuelo más hotel. La búsqueda de hoteles a precios bajos puede ser muy laboriosa y te llevará bastante tiempo. Por tanto, si ya te ofrecen en un pack el vuelo + hotel y el precio merece la pena, no le des más vueltas. Para que te hagas una idea, un hotel sencillo a 2 kilómetros del centro de la ciudad, para 2 adultos, te puede salir por más de 300 euros la estancia.

Cómo llegar del aeropuerto de Ámsterdam al centro

Volver arriba

Una de las mejores cosas que tiene Ámsterdam es que es pequeña y todas las distancias son cortas. El aeropuerto de Schiphol está a solamente 15-20 minutos de distancia en tren del centro de la ciudad. Por lo tanto, lo tienes super fácil. Recomendamos que te descargues gratuitamente la app 9292.nl. Muy intuitiva de usar y te servirá para saber todos los horarios y trayectos de tranvías, metros, autobuses y trenes de todo Holanda.

Cuando aterrices, busca las máquinas de color amarillo y azul y saca tu ticket para el tren hasta Amsterdam Centraal. Es la opción más cómoda, rápida y económica. El ticket cuesta entre 4 euros y 5 euros. En caso de que tu destino sea Leidseplein o alrededores, también puedes coger el autobús 197 y el 370. Salen cada 15 minutos desde el aeropuerto.

Dónde dormir en Ámsterdam

Volver arriba

Esta es la pregunta del millón. Para empezar, hay que dejar claro que la capital holandesa es de las más caras de Europa para alojarse. Por tanto, no esperes dormir a precios económicos en el centro de la ciudad. Va a ser imposible. Por ejemplo, encontrar un hotel de 4 estrellas en el centro por menos de 200 euros la noche te será complicado. Además, los precios se disparan los fines de semana.

En todo caso, siempre hay pequeños trucos que nos pueden hacer ahorrar dinero. Vamos a explicarte los principales barrios donde hay ofertas hoteleras, cómo son estos barrios y qué precios os podéis esperar:

  • Estación central: El 99% de los turistas que viajan a Ámsterdam llegan del aeropuerto a la estación central. Por lo tanto, podrás ver muchas ofertas hoteleras por esta zona. No es de las más caras y, además, en solo 10 minutos andando llegas a Dam Square, la plaza principal de la ciudad y la más concurrida.
  • De Pijp: La elegancia en ciudad. Una zona muy coqueta que te dejará impresionado. Aquí tienes cocinas de todo el mundo, pequeñas terrazas para disfrutar un café y una de las mejores arquitecturas de la ciudad. Está situado en la zona este de la ciudad y se trata de un barrio tranquilo y residencial sin el ruido de los turistas. No es de los más baratos, pero el hecho de no estar en pleno centro, lo convierte en algo más asequible.
  • Jordaan: La zona más bohemia y artística de la ciudad. Un área súper relajada y preciosa, donde a veces lo único que escuchas son los timbres de las bicicletas al pasar por las calles empedradas entre canales. Sin duda, de los rincones más bonitos y absolutamente recomendables para visitar. El único inconveniente es que la oferta hotelera no es tan grande como en otras zonas, pero si consigues algo a un precio que se ajusta a tu bolsillo, no lo dudes. Este barrio seguro te encantará.
  • Barrio Rojo: Ámsterdam es conocido, entre otras cosas, por su famoso Barrio Rojo. La prostitución es legal y, por tanto, en esta zona hay varias calles donde podrás ver a chicas ejerciendo su trabajo detrás de los famosos escaparates. Es una zona muy segura donde no tendrás problemas, pero para dormir en Ámsterdam no es bastante recomendable. Siempre hay muchos jóvenes turistas en busca de fiesta, lo que convierte a este área en un lugar ruidoso donde descansar te podría resultar algo complicado.
  • Rembrandtplein: Esta es una de las principales zonas para salir de fiesta por Ámsterdam. Por tanto, la convierten en una zona de ajetreo nocturno y también de muchos turistas. Si buscas esto, éste es tu lugar. Eso sí, los hoteles no van a ser baratos y todos superarán los 100 euros por noche.
  • Leidseplein: Aquí nos encontramos con la otra zona principal de fiesta. Muchos clubs nocturnos, restaurantes y una terraza principal en la plaza. Ambiente divertido y siempre con gente. Tendrás bullicio y muchas horas de fiesta. Al igual que en Rembrandtplein, si buscas este tipo de zonas, aquí tienes otra opción. Al igual que con la anterior, los precios no van a ser precisamente baratos.
  • Amsterdam Zuid: Esta es una de las zonas de Ámsterdam donde más barato vas a poder dormir, sin estar excesivamente lejos del centro. Todos los hoteles que están fuera del conocido anillo A10 de la ciudad, tienen precios más asequibles. El ahorro por dormir en esta zona puede suponer cantidades desde los 50 euros por noche. Lo bueno de Ámsterdam es que es pequeñita y muy manejable. Si has alquilado bicicleta, en unos 15 o 20 minutos vas a estar por el centro. Si optas por tomar el tranvía, en 15 minutos estarás en los puntos céntricos.

Viajar a Ámsterdam con niños

Volver arriba

Si estás pensando en viajar a Ámsterdam con niños, en Caza Viajes te damos una serie de consejos para que disfrutes al máximo. Hay muchas actividades para niños y es una ciudad con muchos espacios verdes y zonas pensadas para los más pequeños. En Holanda se cuida mucho a los niños y es una ciudad muy amigable, acogedora y que no deja indiferente a nadie. ¡Mira lo que puedes hacer en Ámsterdam con niños!

  • Rutas en bicicleta: Ámsterdam es una ciudad única y, como tal, los planes que puedes hacer con niños también lo son. ¿Has imaginado alguna vez llevar a tus niños en una caja dando pedales? ¡En Ámsterdam es de lo más común! Las famosas bakfiets están equipadas con una caja en la parte delantera donde puedes sentar a tus niños y disfrutar de un paseo agradable alrededor de los más de 160 canales que tiene la ciudad. Una experiencia maravillosa que seguro les encantará a los más pequeños y también a los no tan pequeños.
  • Paseo en barco: Otra bonita opción que puedes hacer en Ámsterdam con niños es dar un paseo en barco. Numerosas empresas ofrecen sus servicios para hacer excursiones en barco entre los cientos de canales de la ciudad. Al mismo tiempo, te van contando la historia y pasarás un tiempo muy divertido. Es una de las mejores opciones para descubrir el encanto de Ámsterdam.
  • Jugar en los parques: Quizá suena obvio, pero la capital holandesa se caracteriza por tener decenas de parques pensados para todos los públicos. Así, en muchos de ellos verás los típicos módulos de madera o plástico para que los niños se diviertan. Pásate por su más famoso, el Vondelpark, donde hay una zona habilitada para niños con hasta piscina abierta y gratuita. O, si buscas naturaleza salvaje, en Amsterdamse Bos tienes más de 1.000 hectáreas para perderte entre prados, granjas y piscinas.
  • Nemo: También es interesante que los niños puedan acercarse a la ciencia de forma divertida. Esto es precisamente lo que puedes conseguir si vas con tus niños al museo Nemo. Van a poder experimentar con la cienca de una forma activa. Tiene cinco plantas y múltiples juegos y, arriba del todo, una terraza con unas vistas de la ciudad preciosas.
  • Artis Ámsterdam Royal Zoo: Este zoo es el más antiguo de los Países Bajos. Alberga unas 750 especies de animales. Entre ellas, podemos encontrar jirafas, elefantes o chimpancés. Todo envuelto en una ambiente sensacional con un planetario, un acuario y mucho más. Podéis pasar un día en familia en uno de los zoos más bonitos que podrás ver en Europa.

Qué ver en Ámsterdam

Volver arriba

Ámsterdam es una ciudad única en Europa. Su estilo de vida, casitas de cuento, canales, bicicletas…¡Te vas a quedar enamorado de ella! Una vez estés allí tendrás que saber qué ver y qué hacer en Ámsterdam. Aquí van nuestros consejos para que cuando estés en la ciudad de los tulipanes sepas perfectamente cómo aprovechar tu tiempo:

  • Dam Square: La famosa plaza de Dam tienes que visitarla. De hecho, quieras o no, pasarás por ella seguro. Lo más normal es que llegues del aeropuerto de Ámsterdam Schiphol a la estación central de trenes. Desde ahí, bajarás por Damrak unos 10 minutos y llegarás a la plaza Dam. Aquí nació el resto de la ciudad. La rodean el Palacio Real y la Nieuwe kerk (Iglesia Nueva). En el centro hay un obelisco de más de 20 metros de altura en homenaje a los soldados caídos en la Segunda Guerra Mundial.
  • De Pijp y Jordaan: Estos dos barrios son de lo más bonito que vas a poder ver en Ámsterdam. Lo mejor de todo es que, desde el centro, tardas unos 15 minutos andando para ver cada uno de ellos. De Pijp es uno de los barrios más elegantes de la ciudad. Es conocido por su famoso mercado Albert Cuyp Markt, donde podrás encontrar desde carne y queso hasta ropa y flores. Para los amantes de la comida de todos los continentes, aquí podrás degustar cocinas de Vietnam, pasando por Oriente Medio o África del norte, hasta comida mediterránea.
  • Vondelpark: La ciudad de Ámsterdam está rodeada de parques pero, sin duda, el que tienes que visitar sí o sí es el famoso Vondelpark. Con una extensión de 47 hectáreas es ideal para relajarse viendo a la gente pasar en bicicleta o para hacer un pequeño picnic, algo muy popular cuando acompaña el buen tiempo. En los meses de verano, de hecho, hay conciertos gratis y Vondelpark se convierte en un lugar ideal para pasar la tarde.
  • El mercado de las flores: Imprescindible pasear por este mercado para ver una de las esencias del país: ¡sus famosos tulipanes!. Si estás en busca de regalos para la familia o amigos, aquí vas a poder encontrarlos seguro. Los precios de los tulipanes son súper económicos. Por dos o tres euros te puedes llevar un buen puñado de ellos. Además, te contamos un secretillo. Justo en esta calle del mercado, hay varias tiendas de quesos de todos los tipos y dejan probar todos ellos de forma gratuita. Como españoles que somos en otra ciudad que no es la nuestra...si hay algo gratis y, encima es comida, ¡hay que probarlo!
  • Barrio Rojo y los coffee shops: Es un clásico pero no te puedes ir de Ámsterdam sin haberlo visto. La ciudad es única por muchos motivos y, uno de ellos, es por tener una zona reservada a la prostitución totalmente legal y regulada por el Estado. Dar un paseo por sus calles repletas de luces de colores rojas merece la pena. Es una experiencia que al principio impacta bastante, pero es curioso ver cómo la ciudad convive tranquilamente y en total armonía y seguridad con este tipo de servicios. Al mismo tiempo, puedes pasar a un coffee shop para ver el ambiente. Aunque no seas fumador, entra solo por curiosidad para ver los menús que ofrecen, donde cada uno puede escoger lo que más le guste para fumar.
  • Van Gogh, Rijksmuseum y la Casa de Ana Frank: Estos tres museos son de los más visitados al año en Ámsterdam. La casa de Ana Frank es uno de los edificios más emblemáticos. Allí vivieron Ana Frank y su familia durante la Segunda Guerra Mundial durante la invasión nazi. Recomendamos ir con mucho tiempo de antelación pues se forman larguísimas colas para entrar. Lo ideal es ir o a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde.
  • El museo de Van Gogh es el segundo más visitado de la ciudad, con más de 2 millones al año. Tiene tres plantas y hay más de 200 obras originales del pintor con su correspondiente explicación. También hay cartas y cientos de dibujos. Las instalaciones son modernas y sus obras están ordenadas de forma cronológica. Por su parte, el Rijksmuseum (Museo Nacional) está considerado como el mejor de todo el país y también atrae a otros 2 millones de visitantes al año. Cuenta con la mejor colección del Siglo de oro holandés. Tiene más de siete millones de obras. Lo que puedes hacer es dedicarle una mañana a ver ambos, pues están a solo 2 minutos a pie de distancia.

  • Brouwerij ’t IJ: Aquí los turistas no suelen llegar, pues no está en el centro, pero si eres amante de la cerveza y te gusta probar las marcas típicas allá donde viajas, en este lugar lo vas a gozar. Los españoles asentados en Ámsterdam han bautizado esta cervecería como “El Molino”, pues se trata de un molino donde se fabrica la cerveza de manera artesanal. Podrás probar varios tipos de cerveza con graduaciones que van desde los 5 grados hasta los 9 grados. Precios bastante económicos, por menos de 3 euros. Eso sí, no tiene licencia de bar, por lo que el local cierra sobre las ocho y media la tarde. También sirven platos de queso y de embutido.

Ofertas semanales para Telegram

¡Las mejores ofertas en tu Telegram! No te pierdas ninguna y disfruta de unas vacaciones a muy buen precio

ÚNETE